Siete días en Lisboa, día uno: el hotel, toma de contacto y almada

Salimos de Barcelona bien por la mañana y llegamos a las 11 al hotel, hay que recordar que Portugal tiene una hora menos, por lo que salimos a las 9.15 hora española y aterrizamos a las 10.00 hora portuguesa, tiempo total de vuelo: 1 hora y 45 minutos desde Barcelona, sin incidentes, tan solo un retraso inicial. En el aeropuerto de Lisboa es recomendable adquirir una tarjeta llamada 7 colinas, en la estafeta de Correos (Correios es de color rojo en portugal, ¡ojo!), cuesta 50 centimos el cartón y 3.70€ cada día que recargues, te sirve tanto para metro, como bus y tranvía. Si te vas a mover por Lisboa, es imprescindible, y sale a cuenta adquirir el día completo, ya que, por ejemplo un solo viaje de ida en un tranvía cuesta 1.40€ si lo compras en el mismo tranvía.

El metro de Lisboa es bastante moderno y las tarjetas se validan de forma magnética, pero son un tanto delicadas, así que tened paciencia, aunque en todas las estaciones suele haber alguien que te puede ayudar, a nosotros nos tuvieron que cambiar la tarjeta porque se había estropeado, así que es importante guardar los recibos de compra de viajes. Es muy conveniente hacerse con un mapa de transportes, además del callejero, nosotros los cogimos en la oficina de turismo del propio aeropuerto, son gratuitos, pero quizás merezca la pena comprar un callejero completo en el que vengan todas las calles con un índice, porque si vas a Lisboa, debes asumir que te vas a perder en alguno o muchos momentos. ¡Ojo! si vas desde Barcelona, ¡el metro viene desde la derecha! ;) La tarjeta Lisboa Viva es equivalente a la 7 colinas, es de color verde y también recargable. Existe un pase para transportes y descuentos en casi todos los monumentos turísticos del área de Lisboa, incluyendo Sintra, la Lisboa Card, que te ofrece descuentos para casi todo y cubre practicamente todo el transporte que vayas a tomar dentro de Lisboa (el viaje a Sintra no lo cubre), viene a costar unos 15€ por día. Yo solo la recomendaría para visitar Lisboa en plan Kamikaze, es decir, todo en 2 o 3 días, si lo extiendes más, ya no sale a cuenta. 

Elegimos un hotel en una zona no muy céntrica, cerca de la Plaza de España, bien comunicado y con poca actividad turística, creo que acertamos, ya que estuvimos muy tranquilos. Nos alojamos en el Hotel Mercure (3 estrellas), no fue demasiado caro, 60€ por noche, y la pequeña piscina que tienen en la azotea, nos permitió relajarnos un par de días. Lo mejor del hotel fueron el precio y la situación, y lo peor es que tiene unas camas demasiado duras, aunque tras las caminatas que te exige un sitio como Lisboa, duermes hasta sobre una cama de fakir. El otro punto flaco fue la atención, no son demasiado amables, pero siempre dentro de lo correcto. De la comida no puedo decir nada, ya que no comimos ni cenamos ningún día en el hotel y no soy nada afín a los desayunos-buffet de los hoteles, no suelen tener demasiada calidad y tienen un precio abusivo, en este caso 8€ por persona. La habitación estaba muy bien, quitando la cama-piedra, tenia TV, minibar (de esos de los que en cuanto sacas la bebida tienen un sensor que te la cobra), y wifi, aunque de pago, al final decidimos no utilizarlo, la tarifa es bastante cara, unos 3€ la media hora o algo así.

Durante el primer rato que estuvimos dando vueltas, bajamos a Chiado, donde en la Rúa Aurea, hicimos fotos del Castelo do San Jorge, el Elevador de Santa Justa y encontramos el fnac, donde compramos el principito en portugués, O Principezinho, ya que hemos decidido, que vamos a hacer una colección de esta preciosa fábula de Saint-Exupéry comprando uno en cada país que visitemos.

Fuimos a comer a uno de los sitios que la guía que habíamos comprado recomendaba, el Primero de Maio, en Portugal se come sobre las 13.00 y se cena a eso de las 20.00, pero Lisboa es un sitio muy concurrido por turistas y no hay problemas en comer a las 2 o las 3 de la tarde, e incluso llegamos a ver gente a las 4 comiendo, pero nosotros preferimos adaptarnos al horario portugués.

El restaurante Primero de Maio está en la calle Rua da Atalaia, 8 en Baixa Chiado y es un restaurante muy casero en el que nos atendieron de forma impecable, muy muy amables y el camarero hablaba por lo menos cuatro idiomas, muy recomendable el bacalao y las sardinas a la brasa, el precio es el habitual en la mayoría de restaurantes lisboetas, sobre 15 euros por persona. Tienen una variedad de postres caseros impresionante. En Portugal no sueles encontrarte menús del día, pero la mayoría de restaurantes suelen tener platos del día a un precio más asequible. Lisboa, al contrario de lo que se pueda pensar, no es una ciudad barata para comer en absoluto.

Una vez comidos, decidimos ir a la primera visita programada de la semana, así que cruzamos el Tajo en el Transtejo para ver de cerca el Cristo Rei, una réplica del Cristo Redentor de Rio de Janeiro, en Brasil que preside la ciudad de Lisboa, desde Almada, al otro lado del río. Para llegar a la ciudad de Almada, hay que coger el ferry desde Cais do Sodre, el ferry cuesta sobre 1€ ida y vuelta, ya que no va incluido en la tarjeta 7 colinas. Allí podréis encontrar una oficina de turismo, donde amablemente os indicarán como subir al Cristo Rei y os darán mapas de la zona con los puntos de interés. A no ser que estéis peregrinando, lo mejor es ir en el autobús 101, que por 1.35€ os subirá y bajará del puerto al monumento. Entrar al parque donde esta el enorme Cristo es gratuito, pero subir cuesta 5€ y una cola de bastante consideración, nosotros preferimos quedarnos tirados en el cesped un rato, porque da bastante vértigo, la verdad.

Desde esta zona podréis disfrutar de una vista magnífica de Lisboa y del puente 25 de abril, muy parecido al Golden Gate de San Francisco, ya que ambos fueron construidos por la misma empresa, la American Bridge Company.

Al bajar del Cristo Rei, dimos un buen paseo por Almada, un pequeño pueblo de pescadores que tiene bastante encanto, con muchos miradores y parques con unas vistas impresionantes. Nos habían recomendado el restaurante Atira-te a o rio, y sinceramente es muy recomendable, aunque es un poco complicado de acceder. Se puede acceder por el puerto, en la Rua do Ginjal 69, hay un cartel poco amistoso que amenaza con derrumbamientos de las fachadas, pero merece la pena el riesgo ;) Cenamos en una terracita a la orilla del Tajo, viendo la puesta del sol. La comida es portugueso-brasileña y el pescado está exquisito.

Si coméis o cenais en Almada, no podéis dejar de visitar este restaurante. Unos 20 euros por persona. Si vais pronto tendréis mesa fácil, pero si queréis cenar a las 21 o las 22, mejor id con reserva. 

El Transtejo de vuelta a Lisboa cruza bastante seguido y hasta la 1 o las 2 de la mañana, el metro cierra a la 1 y hay una buena red de buses nocturnos, así que podéis ir con tranquilidad y sin mirar el reloj. Inicialmente no teniamos previsto cruzar el Tajo, pero fue uno de los mejores días de la semana.

Comentarios

No veas, menuda memoria tienes :) Yo no me acordaría de la mitad de las cosas xD

Tengo soporte fotográfico y hemos guardado la mayoría de los mapas, tarjetas, recibos... en una cajita de recuerdo :)

xD Eso también lo hago yo Pedro. Cuando me voy de viaje, hacemos un álbum fotográfico en el que guardamos hasta el tiquet del McDonalds jeje Aún así, a veces, nos cuesta saber de donde es cada cosa como dice Jordi.

Nosotros estamos haciendo una libreta con todos los recuerdillos no fotograficos separados por días y un diario de viaje :)
Eso con las fotos, es de gran gran ayuda

Me interesa éste viaje ya que quisiera hacerlo en alguna ocasión, así que seguiré al dedillo los post para empaparme de los pormenores, ahhh.. y cuenta también lo NO agradable, es para no caer yo tambien en lo mismo, jejeje.

[...] Aquí puedes ver el día uno. [...]

El viaje tiene muchos mas momentos agradables que no agradables, porque Lisboa esta muy muy bien, pero los no agradables tambien los contaré, te lo garantizo :)

[...] Aquí puedes ver el día uno. Aquí puedes ver el día dos. [...]

Vaya! buscando información sobre visitas a Lisboa y doy con este blog que tiene justo lo que quiero. Seguiré pendiente de la narración de cada día, aunque cuando vayamos en Oct a Lisboa, será tipo kamikaze (4 dias) como tu bien describes.

Saludos

Si vas en Octubre tendrás dos ventajas sobre lo que yo estoy contando:
- Tendrás un clima más fresco (aunque en Agosto no hace tanto calor como me comentaron)
- Habrá menos aglomeraciones, y podrás ir más tranquilo

En 4 días puedes ver mucho de Lisboa sin demasiados excesos!

[...] Aquí puedes ver el día uno. Aquí puedes ver el día dos. Aquí puedes ver el día tres. [...]

[...] día uno | día dos | día tres | día cuatro | día cinco | día seis | día siete [...]

[...] todo tiempo para poder hacer muchas más cosas con Lorena. También ha sido el año de mi primer viaje al extranjero (Lisboa), y por fín me animé a escribir este [...]

Hola, me ha gustado mucho tu blog con los comentarios de Lisboa. Iremos 4 días la próxima semana santa, con un niño de 5 años... Haré caso de tus consejos!
saludos
Liliana

Pasadlo bien en Lisboa!, 4 días son bastantes para ver la ciudad e incluso cruzar a Almada que es mi zona favorita, a ver si cuando volváis tenéis un momento para comentar qué tal os ha ido! :-D

[...] vosotros, y porque para preparar mi viaje me vinieron genial unas crónicas parecidas que hicieron Pedro (de cambrico.net) y Lorena (de lcastro.es) de una semana que estuvieron en Lisboa, os voy a ir poniendo aquí por [...]

Hola!!!

Voy a Lisboa la última semana de septiembre y tengo una duda respecto a cómo ir a Almada. El transtejo al que haces referencia, ¿es el mismo que el ferry que va desde Cais do Sodre a Cacilhas? Es que no sé si son lo mismo o tengo que coger dos transportes diferentes.

Muchas gracias :-)

Hola Vane,

El transtejo es el nombre del transporte en sí, la línea que tienes que coger para ir a Almada es la que va de Cais do sodre a Cacilhas, una vez allí verás una oficina de turismo en la que te puedes informar de cómo ir al Cristo Rei, aunque nosotros acabamos pasando toda la tarde allí, Almada es una zona que merece bastante la pena. No dejes de probar el restaurante Atira-te a o rio!!!

Saludos

Pedro, muchísimas gracias por tu blog. Seguimos al pie de la letra tus comentarios sobre la visita a Almada y fue genial, sobre todo el Restaurante Atira-te ao rio, que maravilla!!! E incluso para hacer sobremesa con un buen gintonic, mirando al puente 25 de Abril mientras se pone el Sol.

Añadir nuevo comentario