Siete días en Lisboa, día dos: jardim zoologico, cementerio dos prazeres y estrela

Una de las ventajas de la situación del hotel que escogimos (detalles en el día uno), es que está a dos pasos del Jardim Zoológico de Lisboa, una de las paradas marcadas como obligatorias en nuestro itinerario inicial. Si no estás alojado cerca, lo recomendable es coger el metro, línea azul y pararte en la parada Jardim Zoologico que está pegadita, claro. También puedes ir en alguno de los buses, o incluso en tren, si llegas de fuera de Lisboa, la estación Sete Ríos está junto al metro. Nos levantamos prontito para ir al zoo sin demasiadas colas, pero a las 10.15 ya habia bastante gente esperando, conviene llegar lo antes posible (abren a las 10), ya que una de las cosas que más merece la pena, el espectaculo con los delfines, golfinhos en portugués, empieza a las 11. Aunque realmente, a mi me gustaron más los leones marinos adiestrados que tienen como teloneros, son muy simpáticos e incluso los hacen pasar entre el público para que puedas tocarlos. El zoo cuesta 15€ por persona, pero en los hoteles podréis encontrar algunos cupones de descuento, eso sí, para periodos no estivales. Con la Lisboa Card hacen un 15% de descuento.

El resto del zoo está bastante bien, no muy abarrotado, y los animales están cerca, quizás demasiado cerca, los tigres apenas tienen una pequeña reja y los puedes ver a menos de un metro, impresionante. Tienen varias actividades educativas más, como la alimentación de los leones marinos o los pelícanos, donde explican, en portugués, claro, las carácterísticas y costumbres de cada animal. En una mañana tienes el zoo visto, pero la hora de comer puede ser un poco caótica. Probablemente encontrarás la zona de los jardines de la entrada al zoo abarrotada, ya que hay muchos restaurantes y paradas con comida, todos llenos, hay un McDonald's y puestos de perritos calientes, que los llaman cachorros y te los sirven con patatas fritas (patatas-paja) por encima, de una calidad dudosa. Es decir, muchas colas y comida de baja calidad, nosotros acabamos en un puesto de cachorros, pero si piensas quedarte a comer en la zona, lo recomendable es llevarte bocata. Si aún así te quedas a comer por ahí, ¡estás avisado!. La tienda del Zoo se llama Zoovenirs (muy original el nombre) y tienen lo típico, peluches, tazas... yo me traje una camiseta del zoo por 7€ así que puedo decir que la tienda es relativamente barata.

 

Tras comer en el zoo, tomamos un autobús (el 701, creo) para nuestra siguiente parada, el cemiterio dos prazeres (Cementerio de los placeres), ya que consideramos que era una de las mejores formas de entender la forma de vida de la gente de Lisboa. La entrada es libre y gratuita, y no parecen poner problemas para hacer fotos de los monumentos funerarios o las vistas. Es un lugar muy tranquilo y muy especial. Como curiosidades que nos llevamos, los lisboetas tienen panteones similares a pequeñas casas, algunas con jardin, con cortinas o ventanas, y los ataúdes no están enterrados, sino colocados dentro de estas casas y acompañados de algunos objetos personales de la familia. Muchas de ellas tienen el nombre del arquitecto que las construyó grabado en el mármol exterior. Hay, además, muchas conmemoraciones a los bomberos y bomberos voluntarios, a los que parece que se les rinde mucho homenaje en toda Lisboa. 

Desde el Cemiterio dos prazeres sale una de las "atracciones" turísticas que no os podéis perder en Lisboa, el tranvia número 28, que hace un recorrido practicamente turístico por el casco antigüo, pero esto viene otro día, no adelanto acontecimientos. Acabamos el día en la zona de Estrela, en el barrio alto de Lisboa, viendo la basílica y relajándonos en una de las terrazas de dentro del parque que hay enfrente, donde tienen unas curiosas máquinas para hacer ejercicio por parejas, supongo que para la gente mayor, tienen bicicletas estáticas, ejercicios de estiramientos, algo muy interesante de lo que deberían tomar nota para los parques españoles. El parque de Estrela, además tiene lagos con sus correspondientes patos, árboles centenarios y es una zona bastante tranquila. Muy recomendable de visitar. 

 

Comentarios

[...] a Lisboa: Día 2 Porlorena - Publicado el22 August 2008 El segundo día fue muy intenso. Pedro y yo acabamos agotados. Empezamos las visitas en el Zoológico de Lisboa. Está muy cerca de la [...]

[...] Aquí puedes ver el día uno. Aquí puedes ver el día dos. [...]

[...] puedes ver el día uno. Aquí puedes ver el día dos. Aquí puedes ver el día [...]

[...] uno | día dos | día tres | día cuatro | día cinco | día seis | día [...]

[...] uno | día dos | día tres | día cuatro | día cinco | día seis | día [...]

[...] Cámara Municipal de Lisboa MiZooomr Zooomr de Pedro Cambrico.net Tags [...]

muy buena informacion muchas gracias por compartirla para todos

No puedo creer que recomiendes (hayas gastado un día en) ver animales enjaulados. Por lo demás, buen itinerario. La virgen te acompañe y te guarde.

Añadir nuevo comentario