Praga en cinco días: llegada a praga, centro de la ciudad, museo comunista y museo de fantasmas

Hace ya una semanita que volvimos de Praga, y voy a empezar a contaros nuestro viaje, por si os interesa visitar la capital de la República Checa. Y aunque es un país miembro de la Unión Europea y por lo tanto no necesitais más que el D.N.I. para entrar, no tienen todavía euros, por lo que tuvimos que decidir si cambiabamos o no moneda.

Después de mirarlo mucho y hablar con nuestro banco, descubrimos que nos salía mucho más a cuenta sacar dinero directamente en Praga desde los cajeros que cambiar euros a coronas checas, tanto aquí como allí.

Volando a Praga

Tardamos un poco en decidir nuestro viaje de este verano, y las fechas que teníamos disponibles no ayudaron mucho a elegir un viaje con buena relación calidad / precio, así que si vais a viajar en Agosto, tened en cuenta que os costará bastante encontrar un vuelo barato.

Finalmente, tras buscar las mil y una alternativas, encontramos que en lastminute y en mundoviaje nos salia el viaje completo (vuelo + hotel) más a cuenta que mirándolo por separado. Si podéis viajar lo más alejados posible de temporada alta, vuestro bolsillo se verá especialmente recompensado en vuestro viaje a Praga.

Desde Barcelona hay muchas opciones, las mas baratas seguramente son Vueling o, si no os importa pegaros el madrugón, porque sus vuelos suelen ser a las 6 de la mañana, Wizz Air. Pero Air France y KLM ofrecen también vuelos baratos a Praga, eso sí, con escalas en Lyon o Amsterdam. Nosotros fuimos en Air France y KLM, y bueno, tardas el doble (4 horas en total por trayecto), pero te facilitan muchísimo los tránsitos y te dan de comer en el avión, que siempre se agradece, aunque no esperéis más que un bocadillo y galletas.

El aeropuerto Ruzyne de Praga es internacional, y absolutamente enorme, aunque las líneas de metro no llegan hasta el aeropuerto, hay varios autobuses que dejan directamente en Praga, el billete cuesta 26 coronas (aproximadamente 1€) y sirve para hacer transbordo en el Metro. Dependiendo de donde vayáis en Praga os puede valer un autobús u otro: el 119 deja en la estación de metro Dejvicka (línea A), el 100 deja en Zličín (línea B) y que tardan unos 25 minutos, o el 179, que deja en Nové Butovice (línea C) pero que tarda sobre 45 minutos. Es recomendable comprar los tickets en las oficinas de transporte del propio aeropuerto, ya que comprándolos en el autobus son ligeramente más caros, y en las oficinas se puede pagar con tarjeta. Otra opción es el Airport Express, un bus directo a la estación Hlavni Nadrazi (línea C) que tarda una media hora y cuesta 50 coronas. Los precios del taxi o shuttle desde el aeropuerto varían muchísimo, podéis preguntar en vuestro hotel, pero el precio puede rondar las 650 coronas (unos 25-30€).

Si no reserváis transporte antes y cogéis un taxi en el propio aeropuerto, es importante pactar el precio con el taxista con antelación para evitar sorpresas.

Alojamiento en Praga

Los hoteles en Praga no son especialmente caros, sobre todo los que no son demasiado céntricos. De hecho no es demasiado recomendable escoger hoteles en según qué zonas del centro. También se debe aclarar que las estrellas de los hoteles en Praga no son como las de España, nosotros nos alojamos en el hotel tres coronas, "U Tri Korunek", un hotel de 3 estrellas en el barrio de Žižkov, un barrio industrial un poquito alejado del centro, pero bastante tranquilo, si sois de Barcelona, se parece un poco a Poble Nou.

Aún así, la zona está muy bien comunicada gracias a los tranvías, y dado que el transporte en Praga es muy barato, la relación calidad / precio fue aceptable. Les pedimos una cama doble y no fue posible, nos pusieron en una habitación enorme con camas individuales, pero que en España no creo que llegara a las 2 estrellas. El desayuno, que era más que aceptable, estaba incluido en el precio y la habitación sale por menos de 50 euros la noche en temporada alta. No tiene nevera-minibar en la habitación, que es prescindible, pero tampoco tienen caja fuerte en las habitaciones, esto yo lo considero bastante esencial.

Transporte en Praga

El transporte público en Praga es especialmente bueno, en cada estación de tranvía y autobus hay una tabla horaria con las horas aproximadas de paso por la parada, que por lo que pudimos ver, aún en Agosto, se cumplen estas horas de paso de forma estricta. No esperéis los últimos modelos de tranvía o de autobuses, porque en Praga, parece que el reloj se ha parado en 1985 para las mejoras públicas. El transporte nocturno también es estupendo, en las estaciones podéis pedir un folleto de los horarios nocturnos de autobuses y tranvías que, si estáis acostumbrados a, por ejemplo el transporte nocturno de Barcelona, que excepto el sábado tiene 8 o 10 autobuses nocturnos que pasan cada media hora, os sorprenderá gratamente. Varias particularidades del transporte en esta ciudad, en el metro no hay barreras, simplemente hay varios palos puestos en paralelo donde se valida el billete, pero no hay tornos, ni puertas, se entra y se sale libremente, pero eso sí, hay bastantes revisores, que vigilan sobre todo a los turistas.

¡Ojo! también hay falsos revisores, que intentan timar a los incautos viajeros que no se cercioran bien de quién les reclama el billete. Os resumo los diferentes modelos de billete:

  • 18 czk - Billete sencillo sin derecho a trasbordo que es válido durante 20 minutos o 5 estaciones, lo que ocurra antes. (aprox 70 cts)
  • 26 czk - Billete completo, todos los trasbordos y estaciones que se quieran en 75 minutos. (aprox 1€)
  • 100 czk - 24 horas de viajes sin limitaciones. (aprox 4€)
  • 330 czk - 72 horas de viajes sin limitaciones. (aprox 13€)
  • 500 czk - 120 horas de viajes sin limitaciones. (aprox 20€)

Personalmente no os recomiendo los billetes de 1, 3 o 5 días, con una combinación planificada de billetes de 18 coronas o 26 coronas podéis ir tirando. En las estaciones de metro se pueden comprar los billetes en las taquillas (no cogen tarjeta) o en las máquinas de venta (sólo admiten monedas). En la página del transporte público de Praga podréis encontrar más información de precios, horarios e incluso un planificador de cómo ir de un lugar a otro de la ciudad. Está integramente en inglés, y un aviso: si no sabéis inglés vais a tener muchísimas dificultades para moveros por la ciudad.

Puente de Carlos

Centro de la ciudad

Aquí empezó nuestra visita, después de llegar al hotel y acomodarnos, cogimos la cámara de fotos y nos dirigimos al centro de Praga para empezar a ver las atracciones turísticas de la ciudad. Nos dimos un largo paseo desde el hotel al centro, y pudimos cruzar una de las maravillas de Praga, el Puente de Carlos.

El Puente de Carlos es uno de los puentes más antigüos de toda Europa, y separa la llamada "Ciudad Vieja" de la Ciudad Pequeña, lleva en pie desde principios del siglo XV y cruza el río Moldova. Hasta treinta estatuas coronan el puente, de estilo gótico y barroco, la mayoría con motivos religiosos, pero ninguna de ellas es original, fueron reemplazadas por réplicas en los años 60 y los originales se conservan en el museo nacional. Aún así, nadie lo diría, observando la suciedad que las envuelve. En el más de medio kilómetro de largo que tiene el puente se sitúan decenas de artistas buscando la atención de los viajeros, algunos con talento, incluso cantantes de ópera o acordeonistas increiblemente buenos, pero hay también muchos con cosas típicas para turistas, como caricaturas, joyas "hechas a mano" etc. También es una zona típica de carteristas que aprovechan la multitud, así que es una zona para estar atento.

Una estatua en particular destaca sobre las demás, se trata de la más antigua de todas, la de San Juan de Nepomuceno, que data de 1683, el confesor de la mujer del monarca Wencesalao IV que fue tirado al río por negarse a desvelarle al rey lo secretos de confesión de su esposa. Hay una cruz en el puente en el sitio desde el que fue arrojado el religioso y cuenta la leyenda que si se ponen las manos tocando con un dedo cada punta de la cruz, se puede pedir un deseo. Si dedicáis tiempo a pasear por el centro de Praga, atravesaréis en varias ocasiones este puente, y merece la pena pasear por la zona y por la Mala Strana, situada al otro lado del río.

Museo del comunismo, tiene una réplica del muro de Berlín.

Museo del comunismo

Praga está llena de museos, y se podrían pasar días enteros visitando museos de todo tipo, desde arte barroco hasta el museo de las máquinas del sexo, el museo de la tortura, ... vaya, para que hay todos los gustos. Uno que merece la pena visitar es el museo del comunismo, situado en la calle Na Prikope 10, estación de metro Mustek. Hay que aclarar que por lo que parece a los checos no les sentó nada bien su época comunista y este museo es más una liberación que un homenaje, de hecho se vanagloria de su situación en la calle, entre un MacDonalds y compartiendo edificio con un casino.

Dentro del museo se pueden encontrar todo tipo de objetos de la época comunista checoslovaca, estatuas enormes de Marx o Lenin hechas en bronce, motocicletas, armamento, libros usados para la educación, hasta incluso una réplica de una oficina de un interrogador de la KGB con objetos de tortura y otro tipo de amigables reliquias. La entrada cuesta 180 coronas (unos 7€) y la tienda de regalos del museo merece la pena ser vista.

Museo de los fantasmas de Praga

Museo de fantasmas

Otro ejemplo de museo curioso es el museo de los fantasmas (Muzeum Povesti). Praga está repleta de leyendas fantasmales y en este museo se relatan de forma más o menos acertada casi 30 leyendas de fantasmas relacionados con la ciudad. Está situado justo al otro lado del Puente de Carlos, en plena Mala Strana, en la calle Mostecká 18 La entrada cuesta unas 100 coronas (aproximadamente 4€) y el dueño, que está en la entrada es un hombre increiblemente amable, que chapurrea español y os indicará cómo hay que visitar el museo correctamente, abriendo las puertas y ventanas de la representación fantasmagórica que es su sótano. Es el primer museo en el que veo que, lejos de prohibirte hacer fotografías, te invitan a hacerlas. Aún así, hay bastantes partes del museo que están bastante poco logradas, no os lo recomiendo a no ser que os vaya de camino u os intrigue sobremanera como nos pasó a nosotros.

Sitio recomendado para cenar

Praga es un sitio estupendo para comer muy bien a buen precio, el primer día cenamos en un restaurante llamado Klub Architektu, que además de un restaurante es un club de arquitectos, está situado en la calle Betlemske Namesti, 5 bastante cerca del Puente de Carlos, y cerca de las estaciones de metro de Mustek u Narodni Trida. Es un restaurante en el que, además de platos típicos checos, sirven opciones vegetarianas. Situado en el sótano del club, es un local muy bien diseñado y decorado, haciendo que se pueda disfrutar de una velada muy tranquila.

Es uno de los mejores restaurantes que hemos visitado en Praga y también el más caro, aún así se puede comer de auténtico lujo por 20€ por persona.

Comentarios

Praga es preciosa muy buena información

esta muy bien la informacion pero si vas a praga alojate en el centro que los hoteles tienen buenas ofertas ,con respecto al museo de los fantasmas lo recomiendo no porque de miedo sino porque vais a llorar de risa con las cosas tan ridiculas que vais a ver

[...] Praga en cinco días, primer día [...]

<p>Gracias por vuestros comentarios y por la recomendación Pablo :)</p>

¡Hola¡ Pedro
Estamos planificando un viaje a praga para 5 días. Vamos con personal menudo. La explicación del 1er. día está muy bien ¿pero nos podrías ayudar con el resto??
Muchas gracias.

Hola,
A mi tambien me gustaria poder tener el resto. No lo llegaste a hacer?
Si lo tienes hecho, me lo pasarias por correo? Me voy el lunes dia 1.
Graciassssss

Hola!

Me encantó Praga en mi visita de hace dos años durante el verano!
Yo a diferencia tuya fue en Junio por tres motivos: teníamos más claro mi pareja y yo el lugar a visitar, preferíamos ese mes porque agosto está más saturado de turistas y por temas laborales que es cuando teníamos las vacaciones jeje.

¿Te gustó Zizkov? Es un barrio bastante pintoresco pero que merece una visita y pasear por él. Tienes bastantes pubs para probar la cerveza checa jeje.

En cuanto al transporte nada más pisar Praga cualquier opción es buena menos pagar por un taxi. Es una ciudad genial en cuanto a conexión de transporte.

Los lugares yo no invertí tiempo en los museos, contraté otros lugares tipo el barrio judío, Petrin o la ciudad nueva con los chicos de White Umbrella http://whiteumbrellatours.com/tours-de-praga/tours/?lang=es

Besos

Añadir nuevo comentario